Desayuno Para Diabéticos: Incluye Hipertensos y Colesterol Alto

Te han diagnosticado diabetes y estás buscando un buen plan de desayuno para diabéticos.

Has llegado al lugar correcto, mi blog especializado te va a llevar de la mano y paso a paso.

Lo primero que vas a descubrir es todo lo que puede comer una persona con diabetes en su primer comida diaria.

Contrario a la creencia popular de que un menú para desayuno es acotado o por llamarlo de alguna forma, “aburrido”.

Voy a compartirte muchas recetas y consejos donde descubrirás no sólo que son opciones saludables y nutritivas, sino también: deliciosas.

Vamos a complementar también tu plan de alimentación hablando de las otras comidas: almuerzo, merienda y cena

Te adelanto que ésta comida puede ser la mas perjudicial del día, pero te daré detalles más adelante y consejos para que no te veas afectado o afectada.

Además, vamos a tratar de forma especial algunas opciones de comida para aquellas personas que pueden presentar cuadros adicionales de hipertensión o índices de colesterol elevado.

Como puedes ver, puede llevarte un tiempo leer todo este contenido, pero te prometo que valdrá la pena.

Puedes leer de corrido toda la información de calidad que voy a compartirte o bien ayudarte con la tabla de contenidos aquí debajo. COMENCEMOS!!!

Cómo debe ser un desayuno adecuado para diabeticos

Antes que cualquier consideración, es preciso que los diabéticos se olviden, de una vez y por todas, de los azúcares procesados.

Un desayuno adecuado para diabeticos debe contener, más bien, el dulce proveniente de las frutas.

Sin embargo, estudios recientes aseguran que la sacarosa debe ser consumida con moderación.

Los hidratos de carbono, deben ser reducidos al máximo, más no suprimidos completamente como, equivocadamente, sostienen algunos.

Las grasas, a su vez, deben ser reducidas a la mínima expresión.

Sin embargo, tampoco se les puede suprimir en un 100 %, por cuanto el organismo también las necesita.

En lo que a los lácteos respecta, que tan utilizados son en el desayuno de la dieta occidental, tenemos que deben ser ingeridos con moderación y, eso sí, bajos en grasa.

Con base en estas consideraciones nutricionales fundamentales y genéricas, veamos, ahora sí, los alimentos recomendados para el desayuno de los diabéticos.

La leche descremada (reiteramos), los yogures de cualquier tipo de leche (descremada, eso sí), el requesón y los quesos frescos bajos en grasa, son alimentos de lo más indicados para el desayuno de pacientes con diabetes.

En lo que tiene que ver con las carnes, que no tienen que ser ajenas al desayuno, digamos que la de res, la de ternera y las aves (totalmente magras, todas estas) resultan recomendables.

Algunos embutidos, incluso, pueden consumirse, de cuando en vez, como es el caso del jamón de York y el jamón serrano, que sean totalmente magros y sin rastros de grasa.

No haremos alusión, esta vez, a los pescados, por cuanto no son los más utilizados en la dieta occidental, para el desayuno.

Las frutas que pueden hacer parte de un desayuno adecuado para diabeticos, son la manzana, la pera, la naranja, el melocotón (con ciertas restricciones) y las ciruelas.

En lo atinente a las hortalizas, todas pueden ser consumidas por estos pacientes, excepto la remolacha, por el hecho de ser rica en azúcar.  

Desayuno Ideal Para Diabéticos (Esencial y Simple)

Es muy importante que los diabéticos inicien cada jornada con la mayor energía y vitalidad posibles. Por ende, un desayuno ideal para diabéticos, será el motivo de la presente publicación.

Para obtener los nutrientes que requieren estos pacientes, el desayuno debe ser consumido durante las primeras horas del día, para que no se alteren sus niveles de azúcar en la sangre.

Desayuno ideal para diabeticos

De otro lado, es necesario tener en cuenta que es preferible la fruta entera y fresca, que los jugos. Estos, al ser colados, pierden muchos de sus nutrientes, especialmente, la fibra.

En cambio, un jugo de vegetales como, por ejemplo, de apio, perejil y espinacas, puede resultar de lo más beneficioso. Las frutas frescas y enteras, que recomendábamos atrás, son beneficiosas, especialmente, cuando se trata de la manzana, la toronja (media) y la naranja.

En lo que al “imprescindible” café respecta, digamos que, recientemente, se ha descubierto que previene la posibilidad de padecer de diabetes tipo 2.

Sin embargo, debe tratarse del café negro y, además, será mejor que sea preparado con un endulzante natural, como la estevia, en vez de los producidos artificialmente.

En lo que respecta a los cereales, es indiscutible que la avena es la mejor de todas las opciones, ya que brinda la energía necesaria para todo el día, dado que sus carbohidratos se liberan lentamente.

Aunado a lo anterior, tenemos que la avena contiene fibra soluble que, como tal, ayuda a mantener los niveles de glucosa y colesterol en sangre. Además, es rica en proteínas.

Refiriéndonos, ahora, al pan, tenemos que, por razones más que obvias, debe ser evitado el pan dulce y el blanco, dado que pueden elevar los niveles de glucosa.

Sin embargo, dos rebanadas (no más de eso) de pan integral, acompañadas de una tajada de queso bajo en grasa o de una tajada de pechuga de pavo, resulta beneficioso y, además, nutritivo en un desayuno ideal para diabeticos.  

Opciones Saludables y Exquisitas Para Arrancar Tu Día

Avena instantánea: se trata de una receta de preparación rápida, para aquellos pacientes que llevan una vida atareada desde el punto de vista laboral.

Nos preparamos un vaso de avena, en sólo tres minutos y lo acompañamos de dos rodajas de pan integral, más salvado de trigo dulce disuelto en un vaso de agua hervida.

Si les parece algo monótono, no se preocupen, que existen muchísimas otras recetas exquisitas y saludables, para alternar durante la semana.

Un sándwich acompañado de un té de manzanilla: para el emparedado, cortamos pimientos, cebolla y queso bajo en grasa, en cuadritos. Agregamos un huevo hervido, que cortaremos en rodajas.

Rociamos todo con aceite de oliva y lo colocamos entre dos rodajas de pan integral, para obtener un delicioso sándwich, que podremos acompañar con un exquisito té de manzanilla.

Café con leche: parece demasiado simple, pero no es así, por cuanto irá acompañado de dos rodajas de pan integral y de una porción de queso bajo en grasa. Otro acompañante posible para el café, podrían ser yucas cocidas en agua hirviendo.

En lo que respecta al café mismo, digamos que es preferible utilizar el café cebado, en vez de los procesados.  Una vez esté hirviendo, agregarle leche descremada.

Algunos consejos, que podrían ser adoptados por los pacientes con diabetes, para después del desayuno, serían comer una fruta, evitar todo tipo de carnes (especialmente, las frituras) y tomar una buena cantidad de yogur bajo en grasa.

Un desayuno para los diabeticos debe ser, en términos generales, energético, bajo en grasas, sin azúcar pero, eso sí, equilibrado y, muy importante tenerlo en cuenta, nunca debe ser omitido.

Qué Desayunar si Padeces Diabetes Tipo 1

Pensar en un óptimo desayuno para diabéticos tipo 1 es fundamental, puesto que se trata de una modalidad de la enfermedad un tanto más compleja que la tipo 2.

Anotemos, de paso, que sea cual fuere la modalidad de la diabetes, la alimentación es un factor fundamental en el tratamiento de esta enfermedad sistémica, acompañada del ejercicio y otras pautas.

Ahora, no todos los diabéticos tipo 1, ni todos los que padecen del tipo 2, constituyen casos homogéneos, por lo que la mejor de las opciones, es consultar con un experto en nutrición y/o con el médico tratante.

Otro aspecto importante a tener en cuenta, consiste en la necesidad de llevar una alimentación conformada por cinco comidas al día.

Se debe prestar una atención especial al desayuno, al almuerzo y a la merienda. Un desayuno saludable para los diabéticos tipo 1, debe contener leche desnatada sola, café con edulcorante y/o yogur desnatado y sin azúcar.

Otras opciones saludables, son infusión con edulcorante, batido de leche desnatada, pan integral rociado con aceite de oliva extra virgen, jamón cocido, pan integral con queso fresco y galletas integrales o cereales (ambos sin azúcar).

En lo que respecta al líquido del desayuno, se recomienda un zumo natural o una fruta entera. El desayuno para diabéticos tipo 1, es la comida más importante del día.

En tal virtud, no se podrá incurrir en excesos, al igual de lo que sucede con el resto de las comidas del día.

Tampoco es recomendable omitir alguna de las comidas y, muchísimo menos, si se trata del desayuno mismo.

Recetas Fáciles, Saludables y Deliciosas Para Ampliar tu Menú de Desayuno

3 Deliciosas recetas de desayuno para diabéticos tipo 2

El desayuno para diabéticos tipo 2 es, quizás, la comida más importante para quienes padecen de esta enfermedad sistémica.

Ahora, la alimentación para estos pacientes no tiene que ser, como algunos piensan, aburrida, pobre en sabor e insípida.

En tal virtud, les vamos a presentar tres deliciosas recetas para que la primera comida del día sea, además de saludable, exquisita para los diabéticos.

1.- Desayuno con avena de frambuesa:

desayuno-para-diabeticos-tipo-2-avena-frutillas

Se toman ¾ de taza de avena cocida, una cucharada de linaza molida, una taza de frambuesas y ½ taza de leche descremada o semi-descremada.

Se agregan las frambuesas y la linaza molida, a la avena cocida. Se sirve con la leche y se endulza, si se desea, con un sustituto del azúcar sin calorías.

2.- Tortilla de claras de huevo y vegetales:

desayuno-para-diabeticos-tipo-tortilla-claras-huevo-tomate

Utilizamos tres claras de huevo, una taza de vegetales variados (pimentones, cebollas, champiñones y/o tomates), una onza de queso rallado bajo en grasa y una cucharada pequeña de aceite de oliva.

Utilizamos una sartén, preferiblemente, antiadherente y procedemos a saltear, con el aceite de oliva, los vegetales (en trozos) que hayamos escogido, aclarando que, preferiblemente, deben ser todos los nombrados.

Luego, agregamos las claras de huevo y dejamos al fuego, hasta que cuajen. Lo volteamos y, antes de retirar del fogón, agregamos el queso rallado.

3.- Omelette de queso:

desayuno-para-diabeticos-tipo-2-omelette

Utilizamos ½ taza de sustituto de huevo sin colesterol, una onza de queso rallado bajo en contenido graso y una cucharadita de aceite de oliva.

Para preparar este desayuno para diabéticos tipo 2, cubrimos una sartén antiadherente con el aceite de oliva, agregamos el sustituto de huevo hasta que cuaje y, antes de voltear la preparación, le agregamos el queso.

Recetas simples y deliciosas

Para quienes necesitan conocer de desayunos para diabéticos. Recetas simples y deliciosas no son tan simples de encontrar, acá les tenemos algunas recomendaciones que, además de ser saludables, son deliciosas y nada de monótonas.

En primer lugar, tenemos un parfait de yogur. En un plato, se deben colocar capas de media taza de yogur descremado, unas cuantas pecanas picadas y media taza de bayas.

desayuno-para-diabeticos-tipo-2-pecanas

Otra opción interesante, consiste en una tostada con mantequilla de maní. Puede parecer demasiado simple, pero es bastante nutritivo para empezar la jornada.

Se debe tostar una tajada de pan integral y se le unta una o dos cucharadas de mantequilla de maní o de almendras naturales.

desayuno-para-diabeticos-tipo-2-pan-mantequilla-mani

Para mejorar la receta, es posible colocar, encima de la mantequilla, tajadas de manzana o de plátano no muy maduro (tendría azúcar).

Veamos, ahora, una tercera opción de desayuno para diabéticos. Mezclamos ¼ de taza de avena instantánea con media taza de agua para, luego, llevar al horno microondas hasta que esté cocida.

Agregamos un poco de nueces tostadas, un poco de canela y splenda. Se puede acompañar de una manzana, preferiblemente, de la verde.

Otra posibilidad interesante, consiste en mezclar media taza de duraznos frescos (nunca de los enlatados), con media taza de queso “cabaña”.

desayuno-para-diabeticos-tipo-2-durazno-queso

En vez del durazno, es posible agregar arándanos, frambuesas, trozos de piña e, incluso, tomate rojo picado. Si lo acompañamos con un puñado de nueces, resultará delicioso.

Una última receta, de momento, es la siguiente: en un recipiente pequeño, colocamos cereal de trigo integral (o salvado) con media taza leche baja en grasa. Agregamos bayas frescas.

Estos son, entonces, algunos desayunos para diabéticos. Recetas que, siendo bastante saludables e indicados para quienes padecen de esta enfermedad, son agradables. Aún más, si los variamos día a día.

3 Desayunos Saludables

El concepto de “desayuno saludable para diabeticos” no significa, necesariamente, que la primera comida del día, conste de solo un café amargo y dos o tres galletas integrales que saben a poco.

Veamos, entonces, algunas opciones interesantes para que, quienes padecen de esta enfermedad crónica, puedan empezar el día degustando alimentos nutritivos y deliciosos.

Parfait de yogur:

Necesitaremos tres onzas de yogur light que no sea endulzado con azúcar, cuatro trozos de nueces pacanas, ½ taza de cereal de salvado y dos cucharadas de cerezas secas.

No se requiere de ninguna cocción, dado que basta con revolver bien todos estos ingredientes y, luego, comer masticando muy bien.

Burrito mexicano:

Preparamos una tortilla tipo mexicana, de harina de trigo integral de unas ocho pulgadas.

Tomamos ½ taza de sustituto de huevo, ¼ de taza de una salsa mexicana light, ¼ de taza de aguacate cortado en cubos y una cucharadita de aceite de oliva.

Calentamos el aceite en una sartén pequeña y vertemos el sustituto de huevo, hasta que resulte un preparado espeso. Lo servimos sobre la tortilla que habíamos preparado.

Luego, cubrimos con la salsa y el aguacate, para proceder a servir. Un toque mexicano al desayuno, cada quince o veinte días, resultará de lo más divertido.

Desayuno de avena con especias y canela:

Necesitamos de una porción (para una persona) de avena instantánea sola y fortificada, de una cucharada de nueces picadas y de nuez moscada y canela al gusto.

Preparamos la avena en agua, siguiendo las instrucciones del paquete. Luego, agregamos las especias y las nueces troceadas.

Endulzamos con un sustituto de azúcar sin calorías y, si lo deseamos, servimos con leche, preferiblemente, descremada o semi-descremada.

Se trata de un exquisito desayuno saludable para diabeticos.

Menú de Desayuno Para Diabéticos. (5 Alternativas Sabrosas)

menu desayuno

El desayuno es la comida más importante del día para todas las personas y, específicamente, para los diabéticos.

Por tal razón, enseñaremos un delicioso menu de desayuno para diabeticos.

Avena con pasas y canela: tomamos media taza de avena fortificada cocida, una cucharada de pasas, una de linaza molida y canela al gusto.

Agregamos las pasas, la linaza molida y la canela, a la avena. Luego, endulzamos con un sustituto del azúcar (sin calorías) y servimos con leche (si se desea) descremada o semi-descremada

Licuado de mantequilla, con sabor a frutos secos: preparamos un batido de vainilla casera, de las que se consiguen en el mercado, de buena calidad.

Tomamos, además, una cucharada y media de mantequilla cremosa de maní. Luego, mezclamos en una licuadora el batido de vainilla y la mantequilla de maní, hasta que quede homogéneo. Es exquisito.

Licuado de moca: conseguidos un licuado de chocolate, de los que se encuentran en el mercado. Agregamos una y media cucharada de café instantáneo en polvo y lo agregamos al licuado de chocolate, hasta que quede homogéneo.

Chocolate caliente: preparamos un licuado de chocolate, similar al mencionado en las recetas anteriores. Luego, calentamos este batido. Se debe tomar de inmediato, para  degustar su exquisito sabor.

Sándwich de queso y huevo: conseguimos tostadas de trigo integral. Les untamos margarina (sólo un poco) baja en grasa, agregamos dos claras de huevo cocidas y una rebanada de queso cheddar, bajo en grasa.

Más Comidas: Desayuno, Almuerzo, Merienda y Cena

desayuno-almuerzo-cena-diabeticos

Desayuno y Merienda – 5 Opciones

Veamos, en primera instancia, lo referente a los alimentos líquidos para el desayuno y/o la merienda de los diabéticos. Debe tratarse de alguno de estas deliciosas opciones

  1. un vaso de leche descremada,
  2. una infusión de café,
  3. té o mate, acompañadas de una medialuna pequeña.
  4. Otra opción, es un vaso de leche descremada con vainilla
  5. o, si se quiere, un vaso de leche descremada con cacao amargo y vainilla.

Con estas diferentes posibilidades, el paciente estará cubriendo las necesidades básicas del organismo, brindándole la energía requerida, luego de un buen tiempo de ayuno mientras se dormía.

Cuando estas opciones se consumen durante la merienda, se evitará que, durante la comida siguiente, haya la necesidad de consumir alimentos en abundancia, que redundaría en un incremento de los niveles de glucosa.  

En lo que respecta, esta vez, a los alimentos sólidos que acompañarán a los líquidos mencionados, durante el desayuno y la merienda, tenemos tres galletas pequeñas de agua, un filete mignon pequeño con un trozo de queso desnatado o, bien, un filete mignon pequeño solo.  

Otras opciones de sólidos, son una magdalena mediana, un tostado de queso desnatado o un sándwich de pan laceado con queso desnatado, con una lonja de jamón cocido sin grasa.

Al desayuno y merienda para diabeticos, se le debe aunar una comida y una cena, igualmente, acordes con las necesidades nutricionales de estos pacientes.

3 Recetas Para Diabeticos Tipo 2 – Desayuno, Almuerzo y Cena

Para el desayuno, almuerzo y cena para diabeticos tipo 2, es preciso tener en cuenta que, en cada una de estas comidas, se pueden consumir de 45 a 60 gr de hidratos de carbono.

Estos datos surgen de recomendaciones de la Asociación Americana de Diabetes.

Formulamos esta aclaración referida, específicamente, a los carbohidratos, dado que constituyen uno de los grupos de alimentos que más suelen impactar negativamente, en el metabolismo de los diabéticos.

Desayuno:

Los omelettes, constituyen una interesante modalidad para agregar algunos vegetales, a primera hora de la mañana.

Así las cosas, podremos hacer una omelette con dos claras de huevo, una taza de espinacas y, por último, espolvorear 15 gr de queso feta.

Adicionalmente a esta preparación, podemos agregar una taza de piña en conserva y un cuarto de taza de queso cottage.

Si se desea, se puede acompañar de una rebanada de pan integral seco y tostado.

Almuerzo:

En esta comida, podremos obtener todos los nutrientes que requerimos, mediante una exquisita ensalada.

Para tal efecto, podemos mezclar dos tazas de espinacas, media taza de pepinos picados, media taza de cebolla roja y, para dar un delicioso toque cítrico, 1/3 de taza de rodajas de mandarina.

Para que esta ensalada sea más exquisita aún, podremos acompañarla de unos 80 gr de pollo a la parrilla.

Rociamos aceite de oliva y vinagre balsámico (que es una mezcla exquisita) en la parte superior de la preparación.

En lo que al líquido del almuerzo respecta, podemos tomar un vaso de leche descremada y, de cuando en vez, semi-descremada.

Cena:

Cubrimos la mitad de un plato, con vegetales desprovistos de almidón, como es el caso del brócoli, las arvejas o las vainas de los espárragos.

Para proporcionarle a la cena un poco de almidón, una buena opción es 1/3 de taza de arroz integral o, si se prefiere, ½ taza de puré de patata.

A todo lo anterior, agregamos 80 gr de pechuga de pollo sin piel (asada), trucha o bacalao, para completar un menú diario de desayuno, almuerzo y cena para diabeticos  tipo 2.

3 Recetas Adicionales

Primera receta:

Para el desayuno, recomendamos 250 gramos de leche descremada, 130 gramos de kiwi y 30 gramos de pan tostado. Si preparamos el kiwi a manera de dulce dietético, será una estupenda opción para esparcir en el pan.

Para la comida, tenemos 300 gramos de un exquisito gazpacho andaluz, 200 gramos de rape a la plancha y, en lo atinente al líquido, 350 gramos de zumo de toronja mezclado con zumo de piña.

Para la cena, proponemos 250 gramos de alcachofas a la brasa, 200 gramos de chuleta de ternera a la plancha (acompañada de una patata asada) y 100 gramos de melón.

Segunda receta:

Durante el desayuno, podremos consumir 250 gramos de leche descremada, 30 gramos de pan tostado y 250 gramos de zumo de pomelo.

Durante la comida, recomendamos 200 gramos de conejo acompañado de verduras variadas y hervidas, 180 gramos de pimientos y cebollas asadas y 250 gramos del zumo de una fruta a elección.

Para la cena, podremos preparar 300 gramos de ensalada calabresa, 200 gramos de mero a la plancha con berenjenas y 150 gramos de cerezas.

Tercera receta:

Durante el desayuno, podremos consumir 250 gramos de leche descremada, 230 gramos de melocotones y 30 gramos de pan tostado.

En lo que a la comida respecta, serán de lo más saludables 300 gramos de gazpacho andaluz, 200 gramos de merluza a la plancha y 120 gramos de yogur de frutas.

En la cena, podremos comer 120 gramos de una exquisita tortilla de patata, cebolla y calabacín. Además, lo podemos acompañar de 250 gramos de crema de patatas y champiñones y de 140 gramos de clementinas.

Soy Diabético y además Hipertenso: Qué debo desayunar?

Cuando hablamos de desayunos para diabeticos y hipertensos y, en general, de toda la alimentación de este tipo de pacientes, es necesario tener en cuenta varias premisas fundamentales.

Es preciso tener el control del consumo de tres alimentos: los carbohidratos, la grasa y el sodio, dado que los tres impactan, negativamente, en el desarrollo de ambas patologías.

El desayuno, particularmente, es la comida en la que los occidentales somos más propensos a consumir hidratos de carbono, aumentando el nivel de la glucosa en la sangre de los diabéticos.

En tal virtud, es necesario tener en cuenta que los alimentos que más los contienen, son las harinas y los cereales. Por ende, lo más recomendable, es consumir carbohidratos integrales, sobre todo, al momento del desayuno.

En lo que respecta, ahora, al sodio, es necesario bajar, considerablemente, su ingesta y reemplazarlo con una alimentación rica en calcio y yodo, que aumentan la cantidad de potasio en el organismo, regulando la presión arterial.

Otro factor importante a tener en consideración, es la necesidad de incrementar el consumo de frutas y verduras las que, dicho sea de paso, no son incompatibles con el desayuno.

Así, por ejemplo, una tortilla de claras de huevo y vegetales al desayuno, resulta exquisito y saludable para este tipo de pacientes.  

Además, las verduras deben constituir, en general, el 45/50% de la alimentación de los diabéticos con hipertensión, al cabo que las frutas deben ser consumidas en la cantidad de 3 a 4 porciones al día.

En lo que tiene que ver con los lácteos, tenemos que deben ser consumidos con moderación y, además, en la modalidad de los que son bajos en grasas, como es el caso de la leche y/o el yogur descremados.

Mención aparte, merecen la cebolla y el ajo, como ingredientes fundamentales en  los desayunos para diabeticos y hipertensos, además del salvado de trigo y de avena, el tofu, la lechuga, la zanahoria y el nabo.

desayuno-diabeticos-hipertensos

Aspectos a considerar en las recetas si padeces diabetes e hipertensión

Cuando la diabetes y la hipertensión se presentan, simultáneamente, lo usual es que el fenómeno se dé por los indebidos hábitos alimenticios del pasado y del presente del paciente.  

Se trata de dos patologías que, juntas, pueden resultar complicadas hasta el punto, incluso, en que a los pacientes se les suele catalogar como de “alto riesgo cardiovascular”.

Por ende, las recetas de desayunos para diabeticos e hipertensos, deben contener algunas características bien específicas, a las que aludiremos durante la presente publicación.

En primer término, anotemos que el control del peso es absolutamente fundamental para los diabéticos con hipertensión.

Por tanto, es preciso cuidarse de llevar una dieta que lo controle adecuadamente, acompañada de ejercicio regular.

Reducir, considerablemente, los carbohidratos durante el desayuno y, en general, en todas las comidas, es crucial.

Mejor será consumir carbohidratos complejos, que aportan fibra para el sistema digestivo. Además, es necesario evitar (o, mejor, eliminar) el trigo en todas sus formas.

Anotemos, de paso, que los carbohidratos complejos se encuentran en la avena, los fríjoles, la cebada, el arroz integral, las lentejas, las zanahorias y todas las hortalizas de raíz.

En lo que tiene que ver, esta vez, con la sal, tenemos que debe ser reducida a la mínima expresión y, mejor aún, será sustituirla completamente por sal de ajo u otros sustitutos.

La sal afecta a los hipertensos pero, también, a los diabéticos.

En otro orden de ideas pero en el mismo sentido conceptual, tenemos que estos pacientes deben aumentar el consumo de frutas, verduras y lácteos bajos en grasa, en todas las recetas del desayuno y, en general, de todas sus comidas.

El pescado, especialmente el salmón, las aves sin grasa (preferiblemente, el pavo), los granos enteros y los frutos secos, son ideales para las diferentes recetas para el desayuno de diabéticos con hipertensión arterial.  

Las recetas de desayunos para diabeticos e hipertensos, deben ser preparadas con estas directrices generales y, eso sí, teniendo en cuenta que las conocidas “trampitas” no son más que autoengaños.

Receta Para Hipertensos Diabéticos al Rescate

La coexistencia de estas dos enfermedades sistémicas es, por supuesto, más compleja que la presencia de una de las dos.

En tal virtud, enseñaremos un exquisito y saludable desayuno para diabéticos e hipertensos que, de una vez por todas, desvirtuará la visión de la necesidad de una alimentación insípida y monótona para estos pacientes.

Se trata de una tortilla dietética, que es bastante fácil de preparar y muy nutritiva. Los ingredientes que necesitaremos, son dos huevos y dos cucharadas de crema de leche light.

Además, se requerirá de una o dos hojas de lechuga cortada en julianas, 50 gramos de fríjoles chinos (u otros que sean muy pequeños), medio pimiento en julianas, una cucharadita de aceite de oliva y una pizca (lo mínimo posible) de sal.

Sería recomendable, de ser posible, no utilizar sal yodada (común) sino, más bien, sal de ajo o sal marina, por la presencia de la hipertensión arterial.

En una sartén antiadherente, salteamos las verduras con el aceite de oliva, hasta que se hayan tornado tiernas.

Luego, agregamos la pizca de sal (o su sustituto) y retiramos del fuego.

Posteriormente, batimos los huevos, la leche y la crema en un recipiente para, luego, agregar las verduras que hemos salteado y procedemos a mezclar muy bien.

Enseguida, calentamos una sartén y procedemos a verter la mezcla hasta que se dore por ambos lados y servimos.

Con plena seguridad, les agradará este desayuno para diabeticos e hipertensos que, además, es muy nutritivo.

Diabetes y Colesterol Elevado

Sufres de Diabetes y Colesterol Alto? 4 Recetas Para Ti

Los desayunos para diabéticos y colesterol alto, deben ser ricos en proteínas vegetales y/o minerales, además de la fibra. Por ende, propondremos algunas recetas con avena, para ser incluidas en la primera comida del día.

Dicho sea de paso, acotemos que, no obstante estar presente la avena en todas las recetas para el desayuno, son de los más variadas y exquisitas, con vistas a evitar el hastío que provoca la insufrible monotonía.

Aqui te comparto entonces, 4 recetas de desayuno para diabéticos con colesterol alto

desayuno-diabeticos-colesterol

Bombones de avena y plátano: aunque puede ser usado como postre durante la comida y/o la cena, también resulta saludable y exquisito para el desayuno.

No contiene azúcares industriales y posee minerales importantes para varios propósitos, como es el caso del potasio, el magnesio y el calcio. Su índice glucémico es bajo y, además, es rico en fibra.

Galletas de avena y manzana: siendo una receta ideal para el desayuno y, también, para la merienda, sólo contiene azúcares naturales con moderación, por lo que son aptas para los diabéticos. Además, la avena es ideal para el colesterol.

Bircher muesli suizo: se trata de un plato ideal para el desayuno, que combina los carbohidratos de la avena, con los minerales y las vitaminas propias de la fruta.

Es un plato que, además, genera una importante sensación de saciedad, por su volumen y por contener proteínas derivadas del yogur presente en la receta.

Pan de avena escocés: se trata de un exquisito y saludable pan, que es ideal para untar con queso bajo en grasa y/o con mermelada dietética.

Estos son, entonces, algunos desayunos para diabeticos y colesterol alto, que nos proporcionarán la energía suficiente para empezar la jornada, son nutritivos, saludables y generan saciedad.

5 Opciones Simples y Super Sabrosas

Las afecciones cardiovasculares, entre ellas, la hipercolesterolemia, suelen ser algunas de las complicaciones más comunes en los pacientes diabéticos.

En tal virtud, el desayuno para diabeticos con colesterol y, en general, toda su dieta, debe ser bastante específica, lo que no es lo mismo que demasiado restringida y aburrida.

Aclaremos, de paso, que la dieta debe ajustarse, dependiendo del tipo de diabetes, esto es, si es del tipo 1 o, bien, del tipo 2.

En el primer caso, se deberá tener en cuenta el pico máximo de acción de la insulina que se aplique. En el segundo, se debe dividir la cantidad de carbohidratos, en relación con el valor calórico que le corresponda.

Veamos, entonces, algunos desayunos específicos para los diabéticos que padecen de colesterol alto:

Primera opción: una taza de leche descremada con avena, acompañada de una fruta a elegir por el paciente.

Segunda opción: una taza de leche descremada, con té o café. Se puede acompañar con dos tostadas de pan integral, untadas de queso dietético.

Tercera opción: mezclar un yogur descremado, con una cucharada de linaza molida. Acompañar con una fruta, a elección.

Cuarta opción: una taza de leche descremada, con café o té. Acompañar con dos rodajas de pan integral y mermelada dietética para untar. Acompañar con un vaso de zumo de toronja.

Quinta opción: una taza de leche descremada con avena. Acompañar con una fruta, ojalá variada respecto de las que se han consumido en los desayunos de los días previos.

Preparar un desayuno para diabeticos con colesterol, es de lo más sencillo.

Pero, eso sí, se debe ser muy cauteloso, en el sentido de no excederse en cuanto a la cantidad de los ingredientes.

Desayunos Sugeridos si eres un Adolescente Diabético

Los desayunos para adolescentes diabeticos, deben ser un tanto más específicos que el de los diabéticos tipo 2, por algunas razones que vamos a explicar.

De todas maneras y cualquiera sea la modalidad de diabetes, se trata de la comida más importante del día, dado el largo ayuno que significa el sueño nocturno que, normalmente, oscila entre siete y ocho horas.

Cuando un adolescente es diabético, es porque, normalmente, adquirió la enfermedad durante la infancia.

Estos pacientes suelen ser insulinodependientes.

No sobra recordar que, cuidándose de los azúcares, las grasas, del alcohol y de los hidratos de carbono, un diabético juvenil puede llevar una vida normal si, además, es estricto en cuanto a la aplicación diaria de la insulina.

Veamos, ahora sí, algunas opciones para el desayuno de los diabéticos adolescentes:

Opción 1: una omelette de una clara de huevo, acompañada de una tajada de pan integral y una rebanada de jamón de pavo.

Opción 2: un huevo hervido en agua, acompañado de una rebanada de pan blanco tostado y de tres rebanadas delgadas de tocino. (Éste ingrediente, se puede consumir una vez al mes).

Opción 3: una sola porción de huevos batidos, una tostada integral y una rebanada de jamón de pollo.

Opción 4: un huevo frito en un poco de aceite de oliva, una rebanada de pan de canela tostado y una salchicha (ojalá de pollo).

En lo que respecta a las bebidas acompañantes de estos desayunos para adolescentes diabeticos, tenemos la leche o el yogur, ambos descremados.

Para finalizar, digamos que los pacientes adolescentes que gusten de las carnes, deberán escogerlas magras.

La grasa no es un “invitado bienvenido” para estos pacientes.

Desayunando de forma Adecuada si tienes Diabetes Gestacional

El desayuno para diabetes gestacional, es una de las comidas a las que las embarazadas le deben prestar una mayor atención.

Durante el embarazo, el cuerpo debe adaptarse al nuevo estado y, por sobre todas las cosas, en lo que respecta a la alimentación.

En tal virtud, durante la etapa de gestación, se deben ingerir el desayuno, la media-mañana, la comida (almuerzo), la cena y la merienda, que sería la última del día y con alguna antelación al momento de acostarse.

En esta sección, nos centraremos en la enorme importancia del desayuno ya que, al levantarse, es posible que la embarazada se sienta un tanto débil y cansada, por el ayuno durante la noche de sueño.

Por tanto, se requiere de una buena dosis de energía para iniciar la jornada. Es necesario, por tanto, cuidar y reforzar el desayuno.

Para tal efecto, no deben faltar los azucares simples en el desayuno, los cuales se pueden encontrar en la leche, las frutas frescas, la miel y la mermelada.  

En este orden de ideas, una buena opción en lo que respecta al líquido de la primera comida del día, sería un jugo de fruta en leche y endulzado con miel.

A lo anterior, será necesario agregarle un pan “o” dos/tres galletas que, al disponer de almidón, brindan una reserva energética que se quema con más tiempo.

Ahora, en vez del jugo al que aludimos atrás, es posible tomar un yogur que constituye una fuente importante de energía y, de paso, no fatiga el estómago.

Durante el desayuno para diabetes gestacional, si se quiere, o antes (o unos minutos después, incluso) de esta importante comida, se debe empezar la ingestión de lo que, a través de todo el día, serán dos litros de líquido.

Líquido este, que podrá consistir en agua o, bien, en zumos de frutas frescas, preferiblemente, aquellas que no irriten el estómago.