Durante la presente publicación, daremos a conocer algunas recetas para prepararse un saludable desayuno para los diabeticos, además de formular algunas recomendaciones genéricas.

Anotemos, de paso, que haremos referencia a algunas recetas sencillas, pero saludables y teniendo en consideración que el control del peso es un aspecto fundamental para los pacientes con diabetes.

Saludable y exquisito desayuno para los diabeticos

Avena instantánea: se trata de una receta de preparación rápida, para aquellos pacientes que llevan una vida atareada desde el punto de vista laboral.

Nos preparamos un vaso de avena, en sólo tres minutos y lo acompañamos de dos rodajas de pan integral, más salvado de trigo dulce disuelto en un vaso de agua hervida.

Si les parece algo monótono, no se preocupen, que existen muchísimas otras recetas exquisitas y saludables, para alternar durante la semana.

Un sándwich acompañado de un té de manzanilla: para el emparedado, cortamos pimientos, cebolla y queso bajo en grasa, en cuadritos. Agregamos un huevo hervido, que cortaremos en rodajas.

Rociamos todo con aceite de oliva y lo colocamos entre dos rodajas de pan integral, para obtener un delicioso sándwich, que podremos acompañar con un exquisito té de manzanilla.

Café con leche: parece demasiado simple, pero no es así, por cuanto irá acompañado de dos rodajas de pan integral y de una porción de queso bajo en grasa. Otro acompañante posible para el café, podrían ser yucas cocidas en agua hirviendo.

En lo que respecta al café mismo, digamos que es preferible utilizar el café cebado, en vez de los procesados.  Una vez esté hirviendo, agregarle leche descremada.

Algunos consejos, que podrían ser adoptados por los pacientes con diabetes, para después del desayuno, serían comer una fruta, evitar todo tipo de carnes (especialmente, las frituras) y tomar una buena cantidad de yogur bajo en grasa.

Un desayuno para los diabeticos debe ser, en términos generales, energético, bajo en grasas, sin azúcar pero, eso sí, equilibrado y, muy importante tenerlo en cuenta, nunca debe ser omitido.