La alimentación de los diabéticos, debe ser acorde a sus necesidades específicas pero, eso sí, ello no implica, necesariamente, que se trate de una dieta “que invite al hastío”.

En tal virtud, vamos a presentar varias exquisitas y saludables recetas para diabeticos: desayuno, comida y cena que, dicho sea de paso, serán variadas para los diferentes días de la semana.

Recetas para diabeticos desayuno comida y cena

 

Primera receta:

Para el desayuno, recomendamos 250 gramos de leche descremada, 130 gramos de kiwi y 30 gramos de pan tostado. Si preparamos el kiwi a manera de dulce dietético, será una estupenda opción para esparcir en el pan.

Para la comida, tenemos 300 gramos de un exquisito gazpacho andaluz, 200 gramos de rape a la plancha y, en lo atinente al líquido, 350 gramos de zumo de toronja mezclado con zumo de piña.

Para la cena, proponemos 250 gramos de alcachofas a la brasa, 200 gramos de chuleta de ternera a la plancha (acompañada de una patata asada) y 100 gramos de melón.

Segunda receta:

Durante el desayuno, podremos consumir 250 gramos de leche descremada, 30 gramos de pan tostado y 250 gramos de zumo de pomelo.

Durante la comida, recomendamos 200 gramos de conejo acompañado de verduras variadas y hervidas, 180 gramos de pimientos y cebollas asadas y 250 gramos del zumo de una fruta a elección.

Para la cena, podremos preparar 300 gramos de ensalada calabresa, 200 gramos de mero a la plancha con berenjenas y 150 gramos de cerezas.

Tercera receta:

Durante el desayuno, podremos consumir 250 gramos de leche descremada, 230 gramos de melocotones y 30 gramos de pan tostado.

En lo que a la comida respecta, serán de lo más saludables 300 gramos de gazpacho andaluz, 200 gramos de merluza a la plancha y 120 gramos de yogur de frutas.

En la cena, podremos comer 120 gramos de una exquisita tortilla de patata, cebolla y calabacín. Además, lo podemos acompañar de 250 gramos de crema de patatas y champiñones y de 140 gramos de clementinas.

Estas son, entonces, algunas recetas para diabeticos: desayuno, comida y cena, que resultarán exquisitas y, lo que es bien importante, variadas para evitar el hastío y la monotonía.